lunes, 25 de junio de 2012

Amigo de la Cruz: ¿Voz de Dios o del Mundo?

Descubrimiento de la Vera Cruz (Agnolo Gaddi)

Amigo de la Cruz: ¿Voz de Dios o del Mundo?


¿Sabéis distinguir bien entre la voz de Dios y de su gracia, y la voz del mundo y de la naturaleza? ¿Escucháis claramente la voz de Dios, nuestro Padre bueno, que, después de haber maldecido tres veces a cuantos siguen los deseos del mundo, «¡ay, ay, ay de los habitantes de la tierra!» (Ap 8, 13), os llama con todo amor, tendiéndoos los brazos, «¡apartáos, pueblo mío!» (Núm 16, 21; Is 52, 11; Ap 18, 4), pueblo mío elegido, queridos Amigos de la Cruz de mi Hijo; apartáos de los mundanos, que han sido maldecidos por mi Majestad, excomulgados por mi Hijo (+Jn 17,  9), y condenados por mi Espíritu Santo (+16, 8-11)

¡Cuidado con sentaros en su pestilente cátedra! ¡No acudáis a sus reuniones! ¡No vayáis por sus caminos (Sal 1, 1)! ¡Huid de la inmensa e infame Babilonia (Is 48, 20; Jer 50, 8; 51, 6.9.45; Ap 18, 4)! ¡No escuchéis otra voz ni sigáis otras huellas que las de mi Hijo bienamado! Yo os lo di para que sea vuestro camino, vuestra verdad, vuestra vida y vuestro modelo: «escuchadle» (Mt 17, 5; 2 Pe 1, 17)

¿Escucháis a este amable Jesús? Cargado con su Cruz, os grita: ¡«venid detrás de mí» (Mt 4, 19), y seguidme, que «quien me sigue no anda en tinieblas» (Jn 8, 12)! «¡Animo!: yo he vencido al mundo» (16, 33).



San Luis María Grignion de Montfort, "Carta a los Amigos de la Cruz" (Pequeño Extracto)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...