martes, 12 de enero de 2016

Luzbel en el Vaticano: El Cumplimiento Reciente de Apocalipsis 18, 2




Luzbel en el Vaticano: 

El Cumplimiento Reciente de Apocalipsis 18, 2

El 8 de diciembre de 2015, en la fiesta de la Inmaculada Concepción, el Vaticano realizó un evento de luces fiat lux sin precedentes. Este fue un millonario evento de propaganda por el ‘cambio climático’, con la aprobación del Antipapa Francisco. Durante este extraño espectáculo de luces, se proyectaron, en la fachada de la Basílica de San Pedro, imágenes de la Tierra, imágenes de básicamente toda clase de animales y aves, símbolos asociados con el New Age, y símbolos asociados con las falsas deidades del paganismo. Incluso varios miembros de la falsa Iglesia del Vaticano II se indignaron por el evento, señalándolo correctamente como un sacrilegio y más allá de lo ridículo, entre otras cosas. Fue un sacrilegio porque el evento trató de manera irreverente lo que se supone debe estar dedicado a Dios. Antes de la revolución del Vaticano II, la Basílica de San Pedro era el templo católico más importante del mundo y el hogar de los verdaderos Papas.

Un lector nuestro llamado Mike, que había visto el video y fotografías de dicho evento, nos envió un interesante correo electrónico. Nos describió los nombres de algunos de los animales presentados en el espectáculo de luces, y señaló que muchos de esos animales eran considerados impuros en el Antiguo Testamento. Él también está de acuerdo con nosotros en que la Ramera de Babilonia profetizada en el Apocalipsis es la oscura y malvada falsa Iglesia de los últimos tiempos (esto es, la secta del Vaticano II), dirigida desde la Ciudad del Vaticano y Roma en los últimos días.

Como lo explica nuestro material en gran detalle, la Ramera de Babilonia no es la Iglesia Católica, sino más bien es la apostasía de la fe católica por la ciudad de Roma. La Ramera de Babilonia describe a la falsa Iglesia mundial que es seguida por la Roma apóstata en herejía y fornicación espiritual en los últimos días, después que Roma prevaricó de la verdadera fe católica y fue apoderada por antipapas heréticos como cumplimiento de la profecía. Esta falsa Iglesia, que no es católica, está actualmente operando bajo el Antipapa Francisco.

El mencionado lector se preguntaba si era posible que este espectáculo de luces, que mostró animales impuros en la fachada de la Basílica de San Pedro, pudiera estar conectado con lo escrito en Apocalipsis 18, 2 acerca de la Ramera de Babilonia.

Apocalipsis 18, 2 dice: “Y gritó [el ángel] en fuerte voz, diciendo: ‘Ha caído, ha caído Babilonia la grande, y se hizo morada de demonios y guarida de todo espíritu inmundo y guarida de toda ave impura y guarida de toda bestia impura y aborrecible’”.

GRIEGO: “Καὶ ἔκραξεν ἐν ἰσχυρᾷ φωνῇ, λέγων, ἔπεσεν, ἔπεσεν Βαβυλὼν ἡ μεγάλη, καὶ ἐγένετο κατοικητήριον δαιμονίων, καὶ φυλακὴ παντὸς πνεύματος ἀκαθάρτου, καὶ φυλακὴ παντὸς ὀρνέου ἀκαθάρτου, καὶ φυλακὴ παντὸς θηρίου ἀκαθάρτου καὶ μεμισημένου.”

Por lo tanto, a la pregunta de si creemos que hay una conexión entre este espectáculo de luces fiat lux y lo escrito en Apocalipsis 18, 2 acerca de la Ramera de Babilonia, respondemos: ¡no hay ninguna duda! Creemos que, de hecho, Apocalipsis 18, 2 describe el evento de luces (y lo que representa en la escena principal).

Ahora bien, antes de proceder, se debe señalar que existe una variante de texto en Apocalipsis 18, 2. Algunos manuscritos en griego no incluyen la frase: καὶ φυλακὴ παντὸς θηρίου ἀκαθάρτου, que puede traducirse como: y guarida de toda bestia impura y aborrecible. Sin embargo, numerosos manuscritos en griego sí contienen esa frase. Es por eso que algunas traducciones y versiones de la Biblia de éste versículo lo tienen como y guarida de toda bestia impura y aborrecible (o una traducción similar) y otros no la tienen. Pero incluso si utilizáramos la versión corta, la referencia a la caída de Babilonia convirtiéndose en la guarida de todo espíritu inmundo y guarida de toda ave impura debería dejar claro la conexión que existe entre el espectáculo de luces realizado en el Vaticano y lo descrito en Apocalipsis 18, 2. Sin embargo, creo que los manuscritos que contienen καὶ φυλακὴ παντὸς θηρίου ἀκαθάρτου (esto es, y guarida de toda bestia impura) refleja su lectura original.

La omisión de esta frase en algunos manuscritos se puede explicar fácilmente por el hecho de que Apocalipsis 18, 2 contiene elementos repetidos, tales como καὶ φυλακὴ παντὸς, καὶ φυλακὴ παντὸς. Tiene sentido que el escritor o escritores inadvertidamente omitieron la última en la serie de frases. Son errores como estos los que han causado las variantes de los textos. Muchos escolásticos creen que los manuscritos que contienen y guarida de toda bestia impura reflejan la lectura original y correcta. Y entonces, si observa atentamente lo que acaba de suceder en el Vaticano, es demasiado obvio que los manuscritos que incluyen καὶ φυλακὴ παντὸς θηρίου ἀκαθάρτου (esto es, y guarida de toda bestia impura) contienen lo que San Juan originalmente escribió para este versículo.

Ahora, hay aquí algo más que es extremadamente interesante. La palabra que a veces es traducida como ‘guarida’ en este versículo, o sea, Babilonia convirtiéndose en la guarida de todo espíritu inmundo y guarida de toda ave impura y guarida de toda bestia impura, es la palabra griega φυλακὴ. En muchos casos φυλακὴ (en sus varias formas) simplemente significa prisión. Véase por ejemplo Marcos 6, 17 y Mateo 18, 30, entre otros versículos.

Marcos 6, 17: “Herodes se había apoderado de Juan y le había puesto en prisión [ἐν φυλακῇ] a causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo…”.

Mateo 18, 30: “Pero él se negó, y le hizo encerrar en la prisión [εἰς φυλακήν] hasta que pagara la deuda”.

Por tanto, lo que San Juan en realidad escribió es que el ángel grito en fuerte voz, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia la grande, y se hizo morada de demonios y prisión de todo espíritu inmundo y prisión de toda ave impura y prisión de toda bestia impura y aborrecible.

Y me percaté, cuando miré la Basílica de San Pedro y las columnas enfrente de ella, que la estructura parece como una gran prisión con barras; y luego, cuando las imágenes de los animales y aves eran proyectadas en la Basílica de San Pedro, parecía como si los animales estuvieran viviendo ahí adentro en una gran prisión o jaula. No cabe duda que Apocalipsis 18, 2 está describiendo este evento. El espectáculo de luces es un sorprendente cumplimiento directo de lo escrito en Apocalipsis 18, 2. Lo que está escrito en Apocalipsis 18, 2 es exactamente cómo sería presentado el espectáculo de luces a un ángel o a alguien de otra época que recibiría una visión de este evento. También, algunas personas traducen φυλακὴ en este versículo como jaula. Así que, Babilonia ha caído y se ha convertido en la jaula de toda ave impura, y la jaula de toda bestia impura. ¿Acaso no suena familiar? Sí, porque esto acaba de suceder.

En algunas de esas imágenes incluso parece que las aves y los animales están detrás de las barras de la jaula queriendo escapar. El Apocalipsis 18, 2 describe este espectáculo de luces porque ello fue un evento característico que igualmente es un microcosmos de lo que ha ocurrido en Babilonia. Aprendemos en 1 Pedro 5, 13, entre otras cosas, que Babilonia es un nombre código en el Nuevo Testamente que se refiere a Roma.

1 Pedro 5, 13: “Os saluda la Iglesia de Babilonia, partícipe de vuestra elección…”.

San Pedro estaba escribiendo desde Roma, pero él la llama Babilonia. Babilonia/Roma ha caído de la fe católica. Ella se ha convertido en la morada de toda cosa impura, toda cosa mala, toda cosa secular, liberal, herética e impía. Ella ha abrazado las falsas religiones, la idolatría, el paganismo, el mundo y sus mentiras.

También se debe señalar que los animales son llamados impuros porque estaba prohibido comer su carne bajo las leyes del Antiguo Testamento. Esas leyes ya no están en vigor. Por otra parte, algunas bestias también son descritas como aborrecibles en este versículo porque, según las leyes del Antiguo Testamento, consumirlas era considero detestable o aborrecible por Dios. El término aborrecible igualmente puede referirse al hecho de que algunas bestias eran consideradas como predadores o peligrosas, especialmente en la época cuando San Juan escribió el Apocalipsis. Esto no quiere decir que las personas deban odiar a los animales.

El hecho que la Basílica de San Pedro se ha convertido en la jaula de toda clase de aves y bestias impuras también simboliza el hecho de que la Ciudad del Vaticano se ha convertido en morada de ídolos. En el Antiguo Testamento, los ídolos también eran descritos como impuros. Por lo tanto, los animales impuros proyectados en la Basílica de San Pedro simbolizan la aceptación de Roma de la idolatría en los últimos días. Ya que ha caído de la fe católica, Roma de hecho se ha convertido en morada de la idolatría. La secta del Vaticano II y sus antipapas practican y aprueban la idolatría y las falsas religiones en muchas formas.

Es además interesante que uno de los hombres cuya obra artística y diseños fueron incluidos en el espectáculo de luces fue Andrew Jones. Él dijo que las “deidades espirituales” estuvieron involucradas activamente en su obra y que consumir drogas psicodélicas le ayudaban a crear sus diseños. Este es otro ejemplo de cómo el Vaticano, bajo la gran ramera, es la morada de todo espíritu inmundo. La falsa iglesia del Vaticano II promueve la obra de personas en comunión con demonios.
También es muy interesante que Apocalipsis 18, 2 mencione a toda ave impura antes de mencionar toda bestia impura. Por lo que si se toma este versículo en orden, leemos una referencia a las aves y después a las bestias. Y en el mismo espectáculo de luces, vemos la misma cosa. Una de las primeras cosas mostradas fueron imágenes de muchas aves volando. De hecho, como los sonidos indican, esos primeros animales eran gaviotas volando. Las gaviotas son identificadas como aves impuras en Levítico capítulo 11.

Más adelante, el espectáculo pasó a mostrar toda clase de bestias, junto con más aves. Entonces, como Apocalipsis 18, 2 describe al espectáculo de luces, tiene sentido que presentara en el orden correcto lo que sucedió.

Estos hechos son una notable confirmación adicional de que lo que cubrimos en nuestros videos acerca de la Bestia de los tiempos finales y la Ramera de Babilonia es correcta. La gente debe prestar atención a lo que estamos diciendo. La secta del Vaticano II no es la Iglesia católica, y las personas no podrán salvarse permaneciendo a ella. Los reclamantes al papado del Vaticano II no son verdaderos papas. Ellos son antipapas heréticos que dirigen una falsa iglesia. Ahora mismo Satanás –en un último esfuerzo– está usando a varias personas con el fin de mantener la adhesión de la gente o que reconozcan de alguna forma a la Ramera de Babilonia, la falsa iglesia del Vaticano II y sus antipapas. ¡No se dejen engañar por estas personas!

De hecho, este increíble cumplimiento de la profecía en Apocalipsis 18, 2 significa que la Sagrada Escritura, al identificar y condenar claramente a la Ramera de Babilonia, apunta directamente a lo que está sucediendo en la Basílica de San Pedro en los últimos días. Considérese lo que esto indica en torno a los reclamantes al papado post-Vaticano II.

Ello prueba que la persona dentro de la Basílica de San Pedro en el momento que sea cumplido Apocalipsis 18, 2 no será un verdadero papa.

Esto es así porque en el mismísimo contexto, en Apocalipsis 18, 4, otra voz del cielo les dice a los seguidores de Babilonia: “Sal de ella, pueblo mío, para que no os contaminéis con sus pecados…”. La Sagrada Escritura les dice a la gente que rechacen a la Roma de los tiempos finales, la Ramera de Babilonia, y que salgan de la falsa estructura eclesiástica que gobierna. Si el hombre que estuviese gobernando desde la Basílica de San Pedro fuera un verdadero papa en el momento del cumplimiento está profecía, la palabra de Dios nunca habría dicho: sal de ella; porque un católico debe reconocer y permanecer en comunión con un verdadero Obispo de Roma, un verdadero papa, y la organización que él gobierne.

Por lo tanto, esta es otra notable confirmación adicional de que los antipapas del Vaticano II no son verdaderos papas, sino herejes que deben ser rechazados junto con su nueva religión.

Así que, todos aquellos que toman la falsa posición de que Francisco y los otros reclamantes al papado del Vaticano II son verdaderos papas, lógicamente tendrían que sostener que el espectáculo de luces no fue el cumplimiento de Apocalipsis 18, 2. Pero, sólo vea la evidencia que hemos cubierto. 

Es muy obvio que fue su cumplimiento.

El claro cumplimiento de estas profecías en Roma sirve para demostrar que la Iglesia católica es la única verdadera Iglesia de Jesucristo. El gran engaño se centraliza en engañar a aquellos que pretenden seguir el catolicismo y las profecías acerca de la caída de Roma y su fornicación debido a la apostasía de la ciudad de Roma de la fe católica tradicional en los últimos días. Es por eso que la fe católica tradicional es la única verdadera fe de Jesucristo, fuera de la cual no hay salvación.

En efecto, considérese la sorprendente continuidad entre el cumplimiento de la profecía de Apocalipsis 18, 2 y la inspirada identificación de Babilonia del Nuevo Testamento en 1 Pedro 5, 13.

1 Pedro 5, 13: “Os saluda la Iglesia de Babilonia, partícipe de vuestra elección…”.

Anteriormente había hecho referencia a 1 Pedro 5, 13. Fuera del Apocalipsis, 1 Pedro 5, 13 es el único lugar donde el sitio o lugar entendido como la Babilonia del Nuevo Testamento es identificado y definido. ¿Y cómo identifica y define la palabra inspirada de Dios a la Babilonia del Nuevo Testamento? No sólo identifica el lugar como siendo Roma, sino más específicamente como siendo el lugar específico en Roma donde se halla San Pedro; porque, Roma, el sitio exacto donde San Pedro se estableció, es lo que él llamó Babilonia. ¿No es fascinante, por consiguiente, que cuando se cumple la profecía inspirada de Apocalipsis 18, 2 de cómo la Babilonia del Nuevo Testamento ha caído y se ha convertido en prisión de toda ave y bestia impura, no sólo se cumple en Roma, sino más específicamente, en el lugar particular en Roma donde se halla San Pedro, esto es, la Basílica de San Pedro? Porque la Basílica de San Pedro no solamente representa a San Pedro, sino el lugar mismo donde San Pedro fue enterrado. La correspondencia es espectacular e inspirada.

1 Pedro 5, 13: “Os saluda la Iglesia de Babilonia, partícipe de vuestra elección…”.

Apocalipsis 18, 2: “… ‘Ha caído, ha caído Babilonia la grande, y se hizo morada de demonios y prisión de todo espíritu inmundo y prisión de toda ave impura y prisión de toda bestia impura y aborrecible’.”

1 Pedro 5, 13 identifica y define a la Babilonia del Nuevo Testamento como siendo el mismo lugar en Roma donde se encuentra San Pedro, y luego, en los últimos días, vemos las profecías acerca de la caída de Babilonia cumpliéndose asombrosamente en vívidos colores e imágenes. ¿Dónde? En el mismo lugar en Roma donde se encuentra San Pedro.



Descargar el audio MP3 gratis: Apocalipsis 18, 2 acaba de suceder (18 MB)

Fuente: Vaticanocatolico.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...