sábado, 16 de enero de 2016

En Defensa del Jesuitismo: Los Santos Jesuitas


En Defensa del Jesuitismo: Los Santos Jesuitas


Existe una corriente de pensamiento Anti-Jesuítica; fundada (o que dice fundarse) en ciertos cuidados y reparos católicos, como ser los que debe tenerse sobre la infiltración de la masonería y de la judería, con todos sus marranos y poderosos cabalistas influyentes. Lo que esta corriente hace y dramáticamente, hasta el punto de alejar de la integridad católica y precipitar horrorosamente al fiel hacia el cisma, es reducir el campo del enemigo a una única trinchera; su accionar, a una aislada y particular orden religiosa. Como si por abolirse la Orden de los Jesuitas, como se abolió durante 41 años; hubiesen desaparecido todos los males judaizantes y masónicos que atentan contra la Iglesia Católica; siendo que hay sobradas pruebas que hubo infiltrados, herejes y caballos de Troya en todas las órdenes religiosas. Y esas pruebas parten de cómo los Papas los han combatido y expuesto de mil maneras hasta el reinado de Pio XII, último Papa verdadero hasta la fecha.

Interminables debates pueden encontrarse sobre la validez de los Jesuitas luego de la Supresión a Perpetuidad de la Orden de los Jesuitas por el Papa Clemente XIV en el Breve "Dominus Ac Redemptor" (1773), y a pesar de la Supresión a Perpetuidad del breve citado y el restablecimiento universal y para perpetua memoria de la Compañía de Jesús, por el Papa Pio VII en la Bula "Sollicitudo omnium ecclesiarum" (1814). La postura correcta parece para muchos católicos insegura en todos los casos; por la que muchos prefieren alejarse con cierta prudencia del asunto, y con él, lamentablemente, se alejan de todos los santos de la orden, entre ellos su fundador; y con ellos, de todos los Papas que los beatificaron y canonizaron; así como elogiaron y recomendaron la Orden y su Regla, entre los que aún puede contarse al mismo Clemente XIV, quien él mismo dice que abolió la orden por cuestiones políticas y para acallar los reclamos de los reyes. Está en su defensa el pensar que silenciar a los Jesuitas no fue silenciar a los masones y judíos revolucionarios; sino que fue todo lo contrario: Basta ver los años en que estuvo abolida la Compañía de Jesús para comprender la libertad de destrucción revolucionaria que tuvieron todos los masones para hacer sangrar la historia, los conventos y los reinos de todo el orbe. Pero, no creemos que esta defensa pese más que el testimonio vivo de sus santos y mártires, quienes atestiguan su adherencia al Jesuitismo, no por razones humanas, sino por someterse a la propia voluntad Divina.

He aquí los nombres de los santos y beatos jesuitas (así reconocidos por la Iglesia Católica hasta 1958), soldados de Cristo que dieron su vida para Mayor Gloria de Dios; ellos y su ejemplo son la mejor defensa del Jesuitismo:

Fundador:


-San Ignacio de Loyola (Fundador de la Compañía de Jesús)



Vivieron antes de la Supresión de la Orden:

-Beato Modesto Andlauer






-Beato Edmundo Arrowsmith






-San Roberto Belarmino








-San Juan Berchmans






-San Andrés Bobola








-Beato Alejandro Briant







-Beato Edmundo Campion








-San Pedro Canisio







-Beato Juan del Castillo







-San Noël Chabanel








-San Pedro Claver







-Beato Claudio de la Colombière







-San Antonio Daniel





-San Diego Kisai








-Beato Pedro Fabro

Pierre Favre (1506-1546).jpg



-San Francisco de Borja








-San Francisco de Jerónimo





-Beato Tomás Garnet








-San Carlos Garnier








-San Luis Gonzaga








-Beato Roque González de Santa Cruz



-San René Goupil








-Beato Melchor Grodziecki







-Beato Remigio Isoré







-San Francisco Javier




-San Isaac Jogues





-San Juan de Brébeuf





-San Juan de Brito








-San Juan Francisco Régis






-San Juan de Lalande





-San Juan de Soan de Gotó







-San Estanislao Kostka







-San Gabriel Lalemant




-Beato David Lewis







-San Pablo Miki







-Beato Enrique Morse








-Beato Juan Ogilvie







-Beato Nicolás Owen







-Beato Esteban Pongracz







-San Bernardino Realino







-Beato Alfonso Rodríguez Olmedo







-San Alonso Rodríguez







-Beato Roberto Southwell







-Beato Enrique Walpole







-San José Pignatelli 
(Vivió la Supresión de la Orden y murió luchando para que su Orden fuera restablecida)








Vivieron después del Restablecimiento de la Orden:




-Beato Pablo Denn



-Beto León Ignacio Mangin











A M D G










Etiquetas: S. Ignacio de Loyola, B. Modesto Andlauer, B. Edmundo Arrowsmith, S. Juan Berchmans, S. Roberto Belarmino, S. Andrés Bobola, B. Alejandro Briant, B. Edmundo Campion, S. Pedro Canisio, B. Juan del Castillo, S. Noël Chabanel, S. Pedro Claver, S. Antonio Daniel, S. Diego Kisai, B. Pedro Fabro, S. Francisco de Borja, S. Francisco de Jerónimo, B. Tomás Garnet, S. Carlos Garnier, S. Luis Gonzaga, B. Roque González de Sta Cruz, S. René GoupilB. Melchor Grodziecki, B. Remigio Isoré, S. Francisco Javier, S. Isaac Jogues, S. Juan de Brébeuf, S. Juan de Brito, S. Juan Francisco Régis, S. Juan de Lalande, S. Juan de Soan de Gotó, S. Estanislao Kostka, S. Gabriel Lalemant, B. David Lewis, S. Pablo Miki, B. Enrique Morse, B. Juan Ogilvie, B. Esteban Pongracz, S. Bernardino Realino, B. Alfonso Rodríguez Olmedo, S. Alonso Rodríguez, B. Roberto Southwell, B. Claudio de la Colombière, B. Enrique Walpole, S. José Pignatelli, B. Pablo Denn, B. Nicolás Owen, B. León Ignacio Mangin,

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...