lunes, 27 de abril de 2009

Otra PRUEBA contra el "Holocausto"



UN DOCUMENTO


MUY COMPROMETEDOR


El documento que se reproduce arriba apareció en el número 41 del diario Halt de Viena, Austria, en enero de 1968, bajo el título Se acabó el juego: El documento que enmudece a la nación. Esta publicación tiene como consejero ideológico y jurídico al señor Berd Honsik que vivía en aquella ciudad. Se trata de un documento totalmente enmudecido por la prensa mundial y por los gobiernos aliados, conniventes todos ellos con la sinarquía internacional, dado que cuando apareció en 1948, los libertadores ya habían torturado, fusilado y ahorcado a millares de alemanes inocentes. El juicio y linchamientos de Nüremberg, hecho exclusivamente para tapar los horrores de Dresde, Hamburgo, Essen, Hiroshima y Nagasaky, ya eran cosa del pasado, quedando los vencedores con un pésimo antecedente más en su desastroso currículo de atrocidades y, consecuentemente, imposibilitados de dar marcha atrás, dado que hasta ahora la muerte es un hecho irreversible. Este documento se llama en la actualidad “Lachout- Müller Dokument”.

La traducción es la siguiente:

COPIA

Servicios de la Policía Militar Viena, 1.10.1948

Circular Nro. 31/48

  1. Las Comisiones Aliadas de investigación constataron hasta ahora que ninguna persona fue muerta por gases tóxicos en los siguientes campos de concentración: Bergen-Belsen, Buchenwald, Dachau, Flossenburg, Gross Rosen, Mauthausen y campos agregados Natzweiler, Neuengamme, Niederhagen (Wewelsburg), Ravenbruck, Sachsenhausen, Stutthof, Theresienstadt.

En los casos en cuestión, fue posible comprobar que hubo confesiones extorsionadas por medio de torturas y que los testimonios eran falsos. Este hecho debe ser tomado en consideración en ocasión de investigaciones y los interrogatorios.

Antiguos prisioneros de campos de concentración que durante los interrogatorios presenten denuncias sobre el asesinato de personas, particularmente de judíos por medio de gases tóxicos en los campos de concentración, deben ser informados al respecto de estas investigaciones, y su resultado. En el caso en que insistan en sus deposiciones, deberán ser denunciados como propagadores de falso testimonio,

  1. En la Circular 15/48, el artículo 1 puede no ser tenido en cuenta.

El Dirigente de los Servicios

Policiales-Militares

Müller, Mayor

Se constata la exactitud

de la Copia:

LACHOUT, Teniente

Sello de la República

De Austria.

COMANDO DEL BATALLON DE GUARDIAS DE VIENA

Confirmo que en 1° de octubre de 1948, en calidad de miembro de los Servicios Policial-Militares junto con el Comando Militar Aliado, me certifiqué de la exactitud de la copia de la circular de acuerdo con el § 18, art. 4 de la AVG.

Viena, 27 de octubre de 1987.

Hay una firma ilegible.

NOTAS MARGINALES DEL TRADUCTOR

  1. Se ha podido verificar por distintos conductos que, en ocasión de publicarse este documento delator, el señor Simón Wiesenthal, Director del Centro de Documentación Judaica, se encontraba residiendo en Viena, siendo él uno de los arquitectos de las fábulas de las cámaras de gas en Mauthausen, Austria, donde indicaba que fueron gaseados de 2 a 4 millones de judíos. Sin embargo no se dio por enterado y, consecuentemente no produjo un contra documento, o protesta, como era su deber hacer. Y ya sabe: el que calla, otorga. Son amnesias temporarias.

  2. El señor Mayor Müller (en los seguimientos hechos en Alemania y España, también figura como Muller), no es egresado de ninguna escuela militar, tampoco ha recorrido los grados del escalafón, por lo que supongo que el tal grado militar (y el sueldito, muy importante) fue un regalo. Efectivamente se sabe que el tal Müller, responsable entonces del Servicio Policial Militar en Austria, es un comunista confeso que participó activamente en la Guerra Civil Española, y por sus innumerables asesinatos tenía la captura recomendada hasta 1976 (en la España de Aznar y Rodríguez Zapatero debe ser, si está vivo, un héroe nacional). Desocupado de España, pasó a Francia y se hizo maquís de De Gaulle, siendo sindicado como autor de atentados terroristas, secuestros y asesinatos. De allí pasó a la Yugoslavia de Tito donde siguió segando vidas sin asco. De repente apareció en Viena con el grado de Mayor y ¡jefe de la Policía Militar! El regalito parece que le vino de Inglaterra, donde Müller residió cierto tiempo mientras media Europa lo buscaba para colgarlo de la primera rama del árbol que se encontrara.

  3. El Ingeniero, doctor Lachout es el que acompañó al Mayor Müller en la Comisión Aliada de Investigación de Crímenes de Guerra, en Mauthausen, y es el que interrogó a los judíos que se habían presentado como testigos oculares de los gastamientos. En su informe dice este doctor, que no encontró entre ellos, a dos que dijeran lo mismo, escudándose los hebreos al decir que a ellos los habían preparado para declarar en conjunto y no en forma separada como lo hicieron Lachout y Müller y de allí provendrían las contradicciones. El Ingeniero Lachout, al final de su informe, considera a estos testigos como “malditos mentirosos”.

Y hablando de malditos, sufrido lector, le puedo decir, ya descubierta esta perla: que luego de aparecido y hecho público este maldito informe, todo lo que se ha dicho y lo que se diga a partir de él, queda cubierto por el agrio manto de la duda y la sospecha. Lo que les conviene es barajar y dar de nuevo. Y si no lo hacen la gente lo hará.


fuente: http://ar.geocities.com/ciudadanosalerta05/problema_judio/documento_comprometedor.html

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...