viernes, 2 de marzo de 2012

El Infierno está Desencadenado




El Infierno está Desencadenado

"Dios no obra en el hombre sin el hombre. A tanta dignidad ha elevado a su Iglesia, que ha querido que el poder enemigo fuese reprimido y destruido por su ministerio en cumplimiento de aquella famosa sentencia ipsa conteret caput tuum [Gn 3,15]. Si los que ahora estamos encargados de esta sublime misión, si a esta fecha de 1870 los que vivimos, reprimimos y destruimos el poder del diablo, quedará destruido. Si le prendemos y, encadenado, le arrojamos al abismo, aquí quedará encerrado, y salva la generación presente de su tiranía y furor. Si al contrario, somos omisos, si no le ligamos en uso del poder de llaves, si no le arrojamos al abismo en cumplimiento del mandato demones ejicite, queda libre, desencadenado y con todo su poder. Somos hombres, y podemos tener más o menos fe, más o menos caridad, más o menos exactitud y fidelidad; en esto puede haber más y menos, en una época más que en otra, en una localidad más que en otra. Cristo es hoy en nosotros el mismo que fue en Pedro; por la fe de Pedro y de los apóstoles, el diablo fue reprimido y destruido; por nuestra incredulidad puede ser desencadenado; como también por nuestra fe arrojado de en medio de las naciones que tiene esclavas. Estas son las doctrinas que sostenemos.

De aquí deducimos consecuencias muy lógicas y son: que no reprimiendo nosotros el poder del diablo por estar el Exorcistado suspenso, el infierno está desencadenado. Ha acometido al catolicismo, se ha metido dentro por la corrupción de costumbres, posee las masas de las naciones que antes eran católicas, y no temiendo al ministerio, que encierra poder y misión para prenderle, cadenas para ligarle y llaves para encerrarle, ha entrado en el cuerpo de las hijas e hijos del pueblo de Dios, y para imitar de aquel modo que es posible a su condición al mismo Dios en el misterio de la Encarnación, visible, reta cual Goliat la omnipotencia del Dios de Israel, y nos provoca a una lucha, que es preciso aceptar. Inutilizado y despreciado el Exorcistado, acomete sin temor y se gloría no tener en nuestro poder enemigo que le moleste".


Padre Francisco Palau, Extracto del "Exorcistado", 1870

1 comentario:

DerechosDeDios dijo...

Oopss!

Y esto, dicho en 1870!

Que sera ahora, en el Siglo XXI!

Gracias por el post... excelente recordatorio...

ojala publicaras mas de este libro...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...