sábado, 7 de enero de 2012

¡Salve María!


¡SALVE MARÍA!

El saludo "Salve María" entre católicos, tomado desde luego del Ave María, de la Salutación del Arcángel Gabriel a la Virgen, se remonta a los tiempos del compositor del "Salve Regina", uno de sus más devotos hijos: San Bernardo de Claraval.

Dícese que cada vez que pasaba por delante de una imagen de la Virgen, reclinaba la cabeza pronunciando este saludo: ¡Salve María!

Un buen día, uno muy bueno, la Santísima Virgen le respondió: ¡Salve Bernardo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...