lunes, 1 de agosto de 2016

San Pedro Ad-vincula (1 de Agosto)



San Pedro Ad-vincula (o, a la cadena).

(En el año 43 de J. C.)

Celebra en este día la santa Iglesia la festividad de las cadenas del glorioso príncipe de los apóstoles san Pedro, cuya prisión se refiere en el sagrado libro de los Hechos apostólicos por estas palabras: "En este mismo tiempo el rey Herodes se puso a perseguir a algunos de la Iglesia. Primeramente hizo degollar a Santiago, hermano de Juan. Después, viendo que esto complacía a los judíos, determinó prender también a Pedro. Eran entonces los días de los Ázimos. Habiendo, pues, logrado prenderle, le metió en la cárcel, entregándolo a la custodia de cuatro piquetes de soldados, de a cuatro hombres cada piquete, con el designio de presentarlo al pueblo y ajusticiarlo después de la Pascua. Mientras Pedro estaba así custodiado en la cárcel, la Iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él. Mas cuando iba ya Herodes a ponerlo a la vista del pueblo, aquella misma noche estaba durmiendo Pedro en medio de dos soldados, que lo tenían atado con dos cadenas; y las guardias estaban haciendo centinela ante la puerta de la cárcel. Mas he aquí que de repente apareció un ángel del Señor, cuya luz llenó de resplandor toda la pieza: y tocando a Pedro en el lado, lo despertó diciendo: Levántate al punto. Y en aquel instante se le cayeron de las manos las cadenas. Le dijo asimismo el ángel: Ponte el ceñidor y cálzate las san-dalias. Lo hizo así. Le dijo más: Toma tu manto y sigúeme. Salió, pues, y lo iba siguiendo, bien que no creía ser cosa de verdad todo lo que veía. Pasada la primera y segunda guardia, llegaron a la cual se les abrió por sí misma. Saliendo por la puerta de hierro que sale a la ciudad, caminaron hasta el fin de la calle: y súbitamente desapareció de su vista el ángel. Entonces Pedro, vuelto en sí, dijo: Ahora sí que entiendo bien que verdaderamente el Señor ha enviado su ángel y me ha librado de las manos de Herodes y de la expectación de todo el pueblo judaico. Y habiendo pensado lo qué podía hacer, se encaminó a la casa de María, madre de Juan, por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban congregados en oración. Habiendo, pues, llamado al postigo de la puerta, una doncella llamada Rhodé salió a observar quién era; y conocida la voz de Pedro, fue tanto su gozo, que en lugar de abrir, corrió adentro con la nueva de que Pedro estaba a la puerta. Le dijeron: Tú estás loca: mas ella afirmaba que era cierto lo que decía. Ellos dijeron entonces: Sin duda será un ángel. Pedro entretanto proseguía dando golpes a la puerta. Abriendo por último, lo vieron, y quedaron llenos de asombro. Mas Pedro haciéndoles señas con la mano para que callasen, les contó cómo el Señor lo había sacado de la cárcel y añadió: Haced saber esto a Santiago y a los hermanos. Y partiendo de allí se retiró a otra parte. Luego que fue de día, era grande la confusión entre los soldados sobre qué se habría hecho de Pedro. Herodes haciendo pesquisas por hallarle y no dando con él, hecha la sumaria a los de la guardia, los mandó llevar al suplicio" (Hechos de los Apóstoles 12). 


Reflexión: 

Hoy es el día de rogar al Señor que vuelva los ojos compasivos sobre nuestro actual pontífice, sucesor suyo y Vicario de Cristo sobre la tierra; para que lo libre de las cadenas con que lo tienen como aprisionado sus enemigos, y pueda gobernar con entera libertad su santa Iglesia.

(Nota de Edición: Actualmente consideramos firmemente que esta reflexión no rige, dado que, si bien hay Papado, no hay Papa verdadero que gobierne la Iglesia -ni que nos confirme en la misma Fe de siempre- desde la muerte del papa Pio XII)


Oración: 

Oh Dios, que libraste al apóstol san Pedro de sus cadenas, y le pusiste en libertad sin que recibiese daño alguno; te suplicamos que rompas las cadenas de nuestros pecados, y que por tu bondad apartes de nosotros todos los males que nos amenazan. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


Fuente: Flos Sanctorum, P. Francisco de Paula Morell, 1890

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...