miércoles, 23 de enero de 2013

Mujer mal vestida: Vestida para el Mal


Novia elegante, no superflua ni profana en su adornado recato

Mujer mal vestida: Vestida para el Mal


San Bernardino de Sena, de las mujeres que usan de las modas, dice: "Se hacen reas de todos los pecados que cometen otros por sus vanidades; pues roban al Señor las almas que desean salvarse" El Padre Salmerón añade que "no pecan menos las mujeres con estas invenciones de modas, que los maridos que se las consienten, y los confesores que fácilmente las absuelven, no haciéndolas cargo del gran peligro en que están de condenarse" 

El insigne padre Cansino dice: "Hay algunas modas de vestidos que parece se han hecho más para vender los cuerpos que no para cubrirlos. No acabo de entender, qué reservan para los ojos de un casto esposo, cuando han llevado por todos los mercados las partes recatadas de sus cuerpos tan descubiertas, que parece están prontas a darlas al que dé mas" (1) Por eso dijo aquel insigne misionero, el padre Gavarri, que "Un sin número de mujeres bajarán al infierno por andar escotadas, y los confesores de las tales, sus maridos y padres que lo permiten" (2). 

En la vida del iluminado Taulero se cuenta que profetizó que había de entrar la herejía en Alemania por la profanidad de modas en el vestir de aquellas provincias, cuya profecía se cumplió por medio del heresiarca Lutero. Decía este apostólico varón a las mujeres: "Y vosotras sin vergüenza, que vestís tan profanamente, habéis de saber que Dios omnipotente castigará presto la desenvoltura de vuestras modas, porque ya no es sufrible". Y excusándose una señora con aquel Padre con la costumbre del país, le replicó con aquella celebrada sentencia: "Pues también hay costumbre de ir al infierno"

Y para que no imaginéis ser esta ponderación de misioneros, oíd para vuestro desengaño a San Cipriano: "Los adornos superfluos y atractivos de los vestidos y hermosuras no convienen sino a las mujeres prostituidas y deshonestas"(3). Y finalmente, san Ambrosio dice: "La mujer adornada profanamente es habitación y casa de todos los demonios infernales" (4). 



1) P. Causin. Corte Sanct. f. 5 sect. 7 

2)P. Gavar: Tratado. Destierro de ignorancias 

3)D Cypr. lib. de Habitu Virginum Ornamenta 

4)D Ambros lib 1 de Virgin. Cubil. c. 4 

Fuente: Extracto del "Catecismo Pastoral" de Pedro Salsas y Trillas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas días. Leyendo esta entrada sobre la modestia de la mujer, me encuentro ante una duda, que agradecería mucho usted me respondiera. Si una mujer soltera, cuida su cuerpo, pero no de manera excesiva. Sino que come sano, hace ejercicio, utiliza cremas para las piernas, etc. Y el día de mañana lo hace para agradar a su esposo, peca? Es decir, eso es lujuria? Estoy confundida, y le agradecería me iluminase al respecto. Espero su respuesta.

George Luis dijo...

En primer lugar se debe tener el temor a Dios. Si ella despues cambia entiendo que seja a Dios en segindo lugar, quien pasa al primer lugar? La palabra de Dios dice NO OS UNAIS A YUGO DESIGUAL. Si ella tiene el temor a Dios debe pedirle de rodillas a Dios mismo que el le de un esposo y por supuesto que Dios le dara uno que no la hara pecar respecto a esto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...